¡A ver quién se calla ahora!

noviembre 15, 2007

Pues continúa la polémica por el rifi-rafe que hubo entre el Rey Juan Carlos I y el presidente de Venezuela Hugo Chavez.

Si no estábamos ya contentos  con el hecho de que los 2 jefes de estado se enfrentaran en persona, ahora llegan las amenazas desde el otro lado del Atlántico, todo ello porque Hugo Chavez, (el que no se puede callar ni debajo del agua, como han hecho ZP y el Rey para subsanar el enfrentamiento), ha asegurado que si el rey no se disculpa por sus palabras, las empresas españolas en Venezuela van a tener que rendir más cuentas, es decir, que se van a cagar, vamos que esto me recuerda a cuando yo era un niño aun más niño que decías a alguien “al salir me esperas”.

Y ahora llega el momento de tomar decisiones, ¿debería el monarca pedir perdón? (vamos bajarse los pantalones ante Venezuela) ¿o debería España tomar medidas diplomáticas?,¿o quizás no hacer caso?… No sabemos que va a pasar (porque si lo supiéramos ya lo habríamos dicho), sólo que la cosa se puede poner más fea, espero que se solucione de alguna forma diplomática, sin vencedores ni vencidos.


“¿Por qué no te callas?”

noviembre 13, 2007

Con la frase sería suficiente para saber todo lo que va a aparecer escrito en esta entrada, y no te equivocas pues es precisamente de ese polémico famoso enfrentamiento del que voy a hablar en la entrada.

Es ya tontería la verdad pues creo que se ha hablado en toda la blogosfera pero me voy a permitir el lujo de dar mi opinión:

Primeramente me voy a referir a ZP creo que el presidente del gobierno actuó de forma correcta, Hugo Chavez es un cantarín que se ha hecho famoso por ir insultando al primero que le mira mal, y creo que no se puede ir así por la vida, “respeta si quieres ser respetado”, me da igual que se estuviera metiendo con Aznar, como si lo hace con Don Pimpón, es muy mal educado y no se le podía consentir eso en una cumbre de estados.

En cuanto al Rey, por supuesto que estuvo bien, Chavez seguía hablando e interrumpiendo aunque no tenía ni micrófono ni la palabra, el rey hizo lo que debería haber hecho la presidente de Chile, Michelle Bachelet (ahora me referiré a ella), pues no dejaba ni siquiera explicarse a Zapatero. En cuanto a su abandono de la cumbre cuando intervenía Daniel Ortega (de quien también hablaré ahora), me pareció correcta, yo no habría aguantado allí unas acusaciones de ese tipo y encima después del encontronazo con Chavez.

Hugo Chavez, (presidente de Venezuela) no voy a hablar de él, cuando se quite el disfraz de su reforma constitucional en Venezuela será noticia en todos los periódicos, y entonces daré mi opinión.

Michelle Bachelet (presidenta de Chile y anfitriona de la cumbre iberoamericana), me parece de lo más inexperta, me recordaba bastante a la chica esta de las cortes de Aragón, no debió permitir el incidente y habría bastado con una educada petición de silencio para Chavez.

Daniel Ortega (presidente de Nicaragua), me hace mucha gracia de que se quejara de que Nicaragua solo intervenía una vez, mientras que España dos, y luego le diera unos minutos a Chavez para que respondiera (como no, ¿por qué no se calla?) a lo dicho por el presidente del gobierno.

Como ya he dicho, es una opinión personal, queda expuesta a comentarios y a juicio de la opinión pública.

Y por si alguien no lo ha visto: